Historia de la aspiradora

La limpieza del polvo es muy importante, entre otras cuestiones, para la prevención de alergias  y enfermedades. Con los años los modelos de aspiradoras han ido cambiando y evolucionando con los avances tecnológicos. Los últimos modelos se caracterizan a parte de por su reducido tamaño, por tener un precio accesible para todo tipo de consumidores. Incluso los modelos más avanzados añaden nuevas funciones mas allá de la recogida superficial del polvo, eliminando también aquellas partículas que perjudican la salud.

Pero no siempre fue así. Hasta llegar hasta aquí, el camino ha sido muy largo.

En el siglo XIX, con la concienciación de la sociedad acerca de los beneficios que la limpieza e higiene tienen en la salud, aparecen los primeros intentos de eliminar la suciedad y el polvo.  Eran artilugios manuales cuya única función real eran la de desperdigar el polvo y la suciedad, no eliminarlo. Estos sistemas manuales debían ser utilizados por 2 personas y su modo de funcionamiento era el de soplar extendiendo la suciedad.

No fue hasta 1905, con el cambio de siglo, cuando se inventó el primer prototipo de  aspirador “portátil”. Fue desarrollado en San Francisco y la causa principal de su fracaso fue su escasa portabilidad ya que pesaba más de 40 kilos.

Ya en 1907, James Murray Sangley, desarrolló lo que los expertos señalan como el primer aspirador eléctrico portátil de la historia. La idea surgió, como todos los grandes inventos, de la necesidad humana. Murray trabajaba limpiando alfombras, lo que unido a sus problemas asmáticos le producía una tos crónica. Para hacer frente a este problema, desarrolló este primer aspirador compuesto por un motor, un palo de escoba y una funda de almohada. Todo un visionario.

En 1908, ya con la patente en la mano, Murray fabricó más aspiradoras. Este artilugio revolucionario llamó la atención de W. H. Hoover que viendo el enorme potencial del invento fundó una compañía que se dedicó a fabricar y comercializar aspiradoras. Había nacido un gigante.

Las aspiradoras evolucionaron. De aparatos grandes se pasaron a otros más pequeños y manejables, mas económicos, más ligeros. Incluso hay aspiradoras que trabajan solas. La nueva tendencia, aspiradoras robotizadas que por medio de sensores evitan el mobiliario mientras atrapan el polvo de los hogares.

Quien se lo iba a decir a James Murray Spangler. Su invento, creado para hacer frente a esa tos crónica generada por el polvo fue la chispa que dió lugar no solo a una mejora en la calidad de vida y la salud de las futuras generaciones, sino también, a un mercado que engloba a mas de 100 fabricantes a nivel mundial (Entre ellos el mítico Hoover) con un valor de mercado de más de 7.000 millones de dólares.

LIMPIEZA Y MANTENIMIENTO IMPACTO, S.L. nace en 1.978 con el objetivo de satisfacer las crecientes necesidades empresariales en materia de prestación de servicios de limpieza y mantenimiento integral. A partir de ese momento comienza una etapa de crecimiento continuado que le ha llevado a convertirse en una de las principales empresas de limpieza en Bilbao. Actualmente realiza trabajos de limpieza de oficinas y limpieza industrial entre otros, caracterizándose por prestar un servicio profesional y especializado orientado a las necesidades de cada cliente.