Cómo mantener la zona de clientes de un supermercado limpia

limpieza supermercadoLas partes más visibles de los supermercados y granes superficies, es decir, la línea de cajas, la entrada y la salida, son los únicos lugares de la tienda que con toda seguridad van a ver todos los clientes.

Los clientes pasan un tiempo en la línea de cajas que puede llegar a alcanzar fácilmente los siete minutos. Mientras repasan lo que han comprado, miran el móvil o hablan entre sí, la pulcritud del espacio va a tener un impacto directo en ellos. Por lo que mantener la parte delantera de un supermercado limpia debe ser considerado como algo imprescindible.

Importancia de la limpieza
Todo propietario de un supermercado debe saber que atraer y retener una bolsa de clientes que sean fieles es de suma importancia para el éxito del negocio. Son muchos los factores que influyen para que un cliente compre y vuelva a nuestra tienda. Las encuestas indican que el 14 por ciento de los consumidores dicen que no regresarían a una tienda si esta no está limpia y ordenada.

El deber de limpiar
Limpiar es una necesidad, un objetivo para proporcionar un ambiente limpio y seguro para clientes y trabajadores por igual. Los suelos deben ser barridos y fregados mecánicamente a diario.
La limpieza del supermercado exige mantener los pasillos despejados y libres de carros, obstrucciones u otros obstáculos.

Productos rotos y abandonados
Cuando los clientes deciden que no quieren comprar un artículo suelen dejarlos por la zona de caja. Estos productos se acumulan en la parte frontal de la tienda durante las horas de máxima actividad. Esto ocurre cuando el personal tiene otras prioridades o no hay un encargado específico para esta labor. Es importante que estos productos se pongan de nuevo en el lugar correspondiente o descartalos y tirarlos si están estropeados o caducados.