Limpieza general: Prepara tu casa para el invierno

Ahora que ha llegado el invierno y con él los meses más fríos del año, solemos pasar más tiempo en casa. Por ello no está de más preparar nuestro hogar para que sea más acogedor.  Por supuesto, el primer paso debe ser realizar una limpieza general  que deberá ir acompañada de algunos cambios. Eh aquí algunos consejos prácticos para que disfrutes este invierno en casa.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que no solo la limpieza es fundamental sino también lo es el orden. Una casa limpia es una casa más habitable y acogedora, pero debe complementarse con el orden para lograr un grado de habitabilidad óptimo. Deshazte de los trastos que no uses.  Guarda aquello que pueda serte útil en un futuro y elimina de la ecuación  lo que no. Ganarás en espacio y podrás ocuparlo con elementos que realmente sean de utilidad. A veces menos es más.

También se debe proceder al cambio de ropa de temporada. Aprovecharemos esta circunstancia para limpiar los armarios a fondo con un paño húmedo con jabón, dejándolo respirar unos minutos antes de volver a llenarlo.  Debemos tener especial cuidado con los zapatos que no vayamos a utilizar en una temporada, debiendo almacenarlos de forma que no se estropeen ni se deformen siendo aconsejable meter un trapo dentro.

Otro cambio a tener en cuenta, son los elementos que vamos a comenzar a usar en este periodo invernal. Sacaremos las alfombras de invierno, así como mantas y edredones. Tenlos  a mano porque los vas a necesitar.

Centrados ya en la limpieza general que realizaremos de cara al invierno, lo primordial será organizarse para ser más eficiente. Haz una lista de los productos de limpieza que necesitarás y compra los que no tengas. Comprueba el estado de trapos, fregonas, cepillos, escobas… porque les vas a sacar chispas. Haz una lista de tareas a realizar, tachándolas según las termines. Márcate plazos de tiempo para realizar los distintos trabajos, dedicándole más tiempo a esas zonas o lugares cuya limpieza es menos frecuente y por tanto estarán más sucias.

Dedícate a limpiar completamente una estancia antes de pasar a otra, serás más eficaz. No te olvides de rodapiés, esquinas y rincones de difícil acceso como el altillo de los armarios, debajo de las camas y detrás de los radiadores. Tampoco olvides interruptores y enchufes. Descuelga los cuadros y límpialos. Un repaso a aquellos rincones donde la aspiradora no llega tampoco está de más.

En la cocina se deberá realizar una limpieza en profundidad, vaciando y limpiando los armarios por dentro y por fuera. También limpiar las paredes, suelos y electrodomésticos.

En el baño, elemento que debe ser limpiado a diario, nos centraremos en paredes y muebles, pudiendo realizar una limpieza en profundidad de sanitarios, mamparas y griferías.

En cuanto a puertas y ventanas, en el primer caso eliminaremos el polvo, pasando un trapo húmedo  para después pasar otro seco. En el segundo, no solo limpiaremos en profundidad los cristales sino también otros elementos como marcos, persianas y rejas.

Si debemos tener un cuidado especial con algunos elementos de nuestra casa, son aquellos que utilizamos para nuestro descanso. El uso que le damos a nuestros sofás se incrementa cuando llega el frio. Debemos quitar el polvo y restos de suciedad acumulados con una aspiradora. También daremos un repaso a butacas y sillas. Colchones y almohadas también deben ser limpiados con especial cuidado. Pasaremos las aspiradora al colchón por ambos lados y lavaremos las almohadas en la lavadora cuando sea posible.

Con estos consejos lograrás que tu casa este siempre limpia y en perfecto estado de revista, siendo un lugar cómodo y confortable que te permitirá disfrutar de este invierno en tu hogar.