¿Sabías que…

…. en 1789 el químico francés Claude Louis Berthollet sintetizó un nuevo compuesto con propiedades desinfectantes y blanqueantes que llamó agua de Javel, en honor al barrio parisino del mismo nombre,  y que actualmente es conocido como lejía?

Se trataba del hipoclorito de sodio o lejía. Si bien en un principio comenzó a ser utilizada en la industria textil como blanqueante del algodón, posteriormente se popularizó como desinfectante, logrando gracias  a su aplicación una reducción del índice de mortalidad del 50%.  Ya a finales del S.XIX  se popularizó como antiséptico tras el descubrimiento por parte de Louis Pasteur de la relación existente entre microorganismos y enfermedades infecciosas.

También se usa la lejía como oxidante en el proceso de potabilización del agua. Su poder bactericida y fungicida es empleado hoy en día para neutralizar la formación y desarrollo de la legionella en sistemas hídricos y por supuesto, también utilizamos una disolución de lejía en nuestros hogares para desinfectar suelos, aseos, sanitarios…Incluso la utilizamos para la desinfección de verduras y hortalizas.

Quien le iba a decir a Claude Louis Berthollet que más de dos siglos después, que aquel compuesto bautizado por él con el bonito nombre de agua de Javel tendría estas maravillosas propiedades que mejorarían considerablemente la vida del ser humano.

LIMPIEZA Y MANTENIMIENTO IMPACTO, S.L. fundada en 1.978 para hacer frente a las crecientes necesidades empresariales en materia de prestación de servicios de limpieza y mantenimiento integral. A partir de ese momento comienza una etapa de crecimiento continuo que le ha llevado a convertirse en una referencia dentro de las empresas de limpieza en Bizkaia. En la actualidad realiza trabajos de limpieza de oficinas y limpieza de centros de enseñanza entre otros, caracterizándose por prestar un servicio profesional y especializado orientado a las necesidades de cada centro.